La Cogeneración

El Libro Verde sobre la seguridad de suministro energético publicado en 2000, se refería a la obligación de limitar la dependencia energética de la Unión Europea y de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Realmente las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la UE están aumentando, lo cual origina dificultades para hacer frente a los compromisos del Protocolo de Kioto.

La creación de electricidad por cogeneración ha representado el 11% de la producción total de electricidad de la Unión en 1998. Si la parte de la creación de electricidad correspondiente a la cogeneración aumentara hasta obtener el 18%, el ahorro de energía sería del orden del 3% al 4% del consumo bruto toal de la UE.

Veamos algunos puntos claves de la cogeneración:

  • La cogeneración ahorra energía y mejora la seguridad del abastecimiento. En los Estados miembros no se ha explorado todo el potencial de cogeneración.
  • Además, la cogeneración disminuye las pérdidas de la red eléctrica, ya que las centrales de cogeneración suelen situarse más cerca del lugar de consumo.
  • Aumenta la competencia entre los productores.
  • Permite crear nuevas empresas.
  • Se adapta bien a las zonas aisladas o periféricas.
  • El próximo marco legislativo en materia de cogeneración deberá enfrentarse a obstáculos importantes como:
    • El control insuficiente de los antiguos monopolios.
    • El apoyo insuficiente de los poderes regionales y locales.
    • La liberalización incompleta.
    • Los obstáculos reglamentarios desfavorables.
    • La ausencia de normas europeas para la conexión a las redes.

El principio de la cogeneración

La cogeneración es una técnica que permite producir calor y electricidad en un único proceso. El calor se presenta en forma de vapor de agua a alta presión o en forma de agua caliente.

Una central de cogeneración de electricidad-calor funciona con turbinas o motores de gas. El gas natural es la energía primaria más utilizada corrientemente para hacer funcionar las centrales de cogeneración. Pero también puedden utili tilizarse fuentes de energía renovables y resididuos.

Al contrario de la central eléctrica tradicional, cuyos humos salen directamente por la chimenea, los gases de escape de la cogeneración son primero enfriados y transmiten su energía a un circuito de agua caliente/vapor. Los gases de escape enfriados pasan seguidamente por la chimenea.

Las centrales de cogeneración de electricidad-calor pueden alcanzar un rendimiento energético del orden del 90%. El procedimiento es más ecológico, ya que que durante la combustión el gas gas natural libera menos dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOX) que el petróleo o el carbón. El desarrollo de la cogeneración podría haber evitado la emisión de 127 millones de toneladas de CO2 en la UE en 2010 y de 258 millones de toneladas en 2020

Propuesta de la Comisión

El objetivo de la propuesta es establecer un marco común transparente para fomentar y facilitar la instalación de centrales de cogeneración en los lugares donde existe o se prevé una demanda de calor útil. Este objetivo general se desdobla en dos aspectos específicos:

  • A corto plazo, la Directiva debería consolidar las instalaciones de cogeneración existentes y fomentar nuevas centrales.
  • A medio y largo plazo, la Directiva debería crear el marco necesario para que la cogeneración de alto rendimiento destinada a reducir las emisiones de CO2 y de otras substancias contribuya all desarrollo sostenible.

Actualmente, en algunos Estados miembros ya existen ejemplos de desarrollo reglamentario, como en Bélgica (certificados verdes y cuotas de cogeneración), España (nuevo Decreto sobre la venta de la electricidad dede cogeneración) y Alemania (nueva ley sobre la cogeneración).

La aplicación práctica de este marco afectará en gran medida a Los Estados miembros, que deberán:

  • Garantizar que la electricidad producida por cogeneración se transporte y distribuya según criterios objetivos, transparentes y no discriminatorios.
  • Facilitar el acceso a la red de la electricidad producida por instalaciones de cogeneración que utilicen fuentes de energía renovables y por instalaciones de capacidad inferior a 1 MW(e) (megawatio).
  • Garantizar que la electricidad producida por cogeneración pueda suministrarse a petición dde uno o más organismos competentes.
  • Velar por que la tarificación del transporte y de la distribución no penalice la electricidad procedente de la cogeneración.
  • Modificar las legislaciones nacionales para hacerlas conformes a las definiciones comunes de "electricidad procedente de la cogeneración" y "cogeneración de alto rendimiento“.
  • Publicar un informe, a más tardar dos años después de la entrada en vigor de la Directiva, sobre el potencial nacional de la cogeneración de alto rendimiento.
  • Análisis de los obstáculos a la cogeneración de alto rendimiento.
  • Crear un informe sobre los progresos realizados para aumentar la parte correspondiente a la cogeneración de alto rendimiento.

En lo que respecta a los procedimientos administrativos aplicables a las instalaciones de cogeneración, los Estados miembros o los organismos competentes deberán:

  • Reducir las trabas reglamentarias y no reglamentarias al desarrollo de la cogeneración.
  • Racionalizar y acelerar los procedimientos al nivel administrativo adecuado.
  • Apoyar financieramente la cogeneración a corto y medio plazo, siempre que los costes externos no se reflejen en los precios de la energía.
  • Velar por que las normas sean objetivas, transparentes y no discriminatorias.

La propuesta distingue tres clases de cogeneración, en función de factores diferentes:

  • La cogeneración industrial: producción, en un proceso único, de energía eléctrica o mecánica y de energía térmica para uso industrial, a temperaturas generalmente iguales o superiores a 140º C.
  • La cogeneración de calefacción: producción, en un proceso único, de energía eléctrica o mecánica y de energía térmica destinada a la calefacción en las redes de calefacción urbana o directamente en los edificios, a temperaturas generalmente comprendidas entre 40º y 140º C.
  • Cogeneración agrícola : producción, en un único proceso, de energía eléctrica o mecánica y de energía térmica destinada a la calefacción agrícola de invernaderos, explotaciones de acuicultura e instalaciones análogas, a temperaturas generalmente comprendidas entre 15º y 40º C.

El régimen de ayuda pública para la promoción de la cogeneración debería centrarse en la cogeneración basada basada en una demanda de calor útil, a fin de evitar el aumento de la demanda de calor que se traduciría en consumo de combustible y emisiones de CO2.

De hecho, la Directiva propone concentrar la ayuda pública en la electricidad producida en pequeñas instalaciones (de aproximadamente 50 MW de capacidad). Las grandes instalaciones también podrían recibir ayudas, pero sólo para la producción de la electricidad correspondiente a los primeros 50 MW, a fin de evitar que estas instalaciones se beneficien de subvenciones excesivas.

Por último, para eliminar toda ambigüedad resultante de las definiciones actuales, y para reforzar la transparencia y la coherencia del mercado interior de la energía, la propuesta de la Comisión señala la necesidad de una definición común de la cogeneración y prevé un método flexible de determinación de la cogeneración de alto rendimiento.